- 8 de septiembre de 2017

La era Big Data se acomoda en el campo

En la era de la información, aplicar tecnologías como Big Data al agro, resultan imprescindibles para la toma de decisiones inteligentes, que reduzcan el uso de insumos para la producción y maximicen los resultados. De esta manera, se optimizan los procesos y el trabajo se vuelve más competitivo y eficiente.


1200px-Campo_Imperatore Cropped
La agricultura del futuro ya llegó. Con el uso de diferentes aplicaciones podemos mejorar la calidad de los alimentos, obtener información de las condiciones climáticas, el estado del suelo, los cultivos plantados; además de ahorrar recursos naturales durante la producción.

La tecnología Big Data abre una puerta de oportunidades para el análisis de datos. En el campo, saber cuántas semillas se usan, cómo es el tipo de suelo en el que se realizará la siembra, la cantidad exacta de insumos que se necesitan en cada ambiente, es información que puede usarse para realizar una evaluación global que permita proyecciones más precisas optimizando el uso del tiempo y recursos.

Las distintas aplicaciones con las que se puede contar para utilizar información aplicada a la siembra permiten desde monitorear anomalías en los cultivos como enfermedades, plagas o necesidad de nutrientes; hasta el procesamiento de grandes volúmenes de datos existentes de manera simple, como series históricas de clima, mapas de suelos y rendimientos de las campañas anteriores.

Gracias al procesamiento de estos datos, el productor puede tomar decisiones clave desde una Tablet o una computadora, teniendo toda la información que necesita en tiempo real. Ya sea con sensores, el uso de imágenes y drones, o hasta con los mismos tractores que utiliza en el campo, se pueden recoger miles de datos.

Con información como cuáles son los sectores más fértiles para sembrar, qué parte del suelo necesita mayor riego, o qué metro cuadrado de nuestro cultivo tiene algún tipo de plaga, se puede seleccionar con mayor precisión qué tratamiento tendrá cada porción del campo, y de esta manera utilizar menos recursos obteniendo una mayor ganancia.

Pero no todo es ahorro de dinero. Gracias al uso de la tecnología Big Data, podemos ganar tiempo y ayudar al medio ambiente. Ya que no hará falta usar la misma cantidad de fertilizante en toda la plantación, ni regar con la misma intensidad cada metro cuadrado, se ayuda a mantener una agricultura sustentable.

Éstas herramientas se pueden aplicar también a la actividad ganadera. Existen distintos tipos de sensores y chips que permiten monitorear la trazabilidad de un producto desde el inicio hasta su llegada a la góndola. Además, con datos como el estado del animal, la temperatura corporal, posibles afecciones, etc; se puede llevar un registro detallado y aplicar las soluciones necesarias en el momento preciso generando un valor agregado y previniendo problemas futuros.

La tecnología llegó al campo y sus usos son infinitos.

Fuente: Oracle

Tags: agronomia, big data, Oracle

Más notas de interés

Registrarse en el Newsletter de Portinos