- 27 de julio de 2016

Qué pueden aprender las marcas de Pokémon GO

Por Víctor Rottenstein* – Pokémon GO, el videojuego de aventura basado en realidad aumentada, se ha convertido en uno de los temas más abordados por los medios de comunicación masivos y especializados en los últimos días, y no es para menos. De hecho, a horas de ser lanzado en Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia, se convirtió en el título más descargado en la historia del App Store de Apple.


 

cpokemon.com_pokemon-go-big

Por supuesto, el furor logró que rápidamente el título de Niantic, que consiste en buscar y cazar con el smartphone a estos bichos virtuales que están escondidos en el mundo real, se lanzará en más países y alcanzará los 20 millones de usuarios activos en los primeros siete días. Más allá de esto, lo cierto es que este fenómeno dice mucho acerca del futuro del marketing y de la manera en la cual las marcas se pueden relacionar con el mercado.

Geolocalización, palabra clave

Los usuarios que quieren salir a “cazar” Pokémons deben tener encendido el sistema de geolocalización de sus teléfonos inteligentes ya que este juego utiliza los datos de Google Maps para ubicar a las mascotas a fin de que éstas puedan ser encontradas por los jugadores.

En este sentido, estos animalitos virtuales han sido ubicados en lugares estratégicos y densamente poblados como Central Park, en Nueva York. Sin la masiva base de datos de localización generados por los propios usuarios, este juego no podría haber sido semejante suceso.  

Dada la euforia que ocasionó este fenómeno, esta idea podría replicarse en otros mercados. Por ejemplo: los shoppings podrían colocar distintos objetos virtuales, “obligando” a los consumidores a recorrer todo el predio, incluso aquellas áreas menos visitadas. También podría premiar a quienes recolecten la mayor cantidad de ítems con distintos premios o simplemente brindarles una experiencia virtual diferente.  

En resumen, este recurso podría servir para que las personas salgan de sus casas y, mientras se entretienen, consuman. Imaginen un concurso organizado por varias marcas en donde, al mediodía, los productos a atrapar estén ubicados cerca de determinados restaurantes y no de otros. O que dentro de un hipermercado los usuarios se vean obligados a pasar más tiempo en determinado sector y no en otro.

Por todo esto, los profesionales de Marketing deberían seguir de cerca este fenómeno y cómo podrían adaptarlo a su negocio. Sin dudas, Pokémon GO nos muestra que la realidad aumentada podría cambiar aspectos muy fuertes en la manera en la cual las marcas se relacionan con sus clientes, en un contexto en el cual este recurso no está tan presente en la mente de los estrategas como la Realidad Virtual, siendo que la primera puede implementarse en el corto plazo y de una manera más sencilla que la segunda.

Definitivamente, la superposición entre lo virtual y lo real puede dar resultados asombrosos para conocer mejor al consumidor y, sobre todo, para deleitarlo y fidelizarlo.    

*Rottenstein es director académico del programa de Marketing Digital de Digital House.

Fuente: Digital House

 

Tags: Digital House, marketing, Niantic, Pokémon GO, realidad aumentada, realidad virtual, Víctor Rottenstein

Registrarse en el Newsletter de Portinos