- 9 de mayo de 2018

Vender con tarjeta de débito: dudas y respuestas

La vigencia de la ley que obliga a todos los comercios a vender con tarjeta de débito generó quejas y respuestas. Tomamos los principales argumentos en contra de la medida y los analizamos para entender si están basados en información o surgen de prejuicios o confusiones.


Increase

“Vender con tarjeta hace que un comercio pierda rentabilidad”: Esta es la principal razón que encontramos entre las respuestas negativas a la medida y surge del desconocimiento de los beneficios de vender con tarjeta y la sobreestimación de los costos asociados a estas operaciones.

Un buen primer paso para entender si es conveniente o no para un comercio vender con tarjeta es comprender cómo funcionan las tarjetas de débito. Cuando se habla de pérdida de rentabilidad de un comercio suelen mencionarse costos con porcentajes mucho más altos que el Arancel que cobran hoy las tarjetas de débito.

A partir de enero, el monto máximo de arancel para las tarjetas de débito es de 1,1% (antes era de 1,2%). Entonces, al cumplir con la nueva norma y vender con tarjeta de débito el costo por operación para el comercio es del 1,1 por ciento.

Es necesario considerar los beneficios de vender con tarjeta para entender la conveniencia para el comercio, más allá de estar obligado por la ley. El argumento de la pérdida de rentabilidad no tiene en cuenta que aceptar distintos medios de pago repercute en que el ticket promedio sea más alto.

Vender con tarjeta hace que los clientes hagan compras más grandes que si sólo pueden pagar en efectivo. Además, darle esta facilidad a las personas que entran al local hace más atractivo a un comercio frente a otros de características similares y aumenta las ventas.

Otro dato a tener en cuenta es la seguridad que implica manejar cantidades menores de dinero y no acumular efectivo en la caja del local.

“Los costos son muy altos”: El otro argumento contra la obligatoriedad de vender con tarjeta de débito está muy vinculado al primero y también está basado en confusiones. Como mencionamos más arriba, el principal costo por vender con tarjeta es el arancel. Además de eso hay que considerar la terminal con la que vamos a trabajar.

Se puede hacer a través de Posnet, Lapos, Mercado Pago o Todo Pago. Cada servicio tiene distintas opciones que son adecuadas para diferentes comercios teniendo en cuenta el volumen de ventas con tarjeta de cada uno.

Para comercios monotributistas, que sólo operan con tarjeta de débito, Lapos y Posnet ofrecen la terminal bonificada por dos años. Es recomendable que los comercios que solicitan la aceptación de tarjetas de crédito también negocien la bonificación de la terminal ya que la red de terminales, ya sea Lapos o Posnet, no tiene costo adicional por cobrar con crédito.

El argumento de que vender con tarjeta resulta muy caro para un comercio suele mezclar el resto de los costos que pueden evitarse o minimizarse si se controlan y administran de manera correcta las ventas.

Tags: comercio, costos, débito, Increase, Lapos, MercadoPago, Posnet, rentabilidad, tarjeta, TodoPago, transparencia

Registrarse en el Newsletter de Portinos