- 23 de noviembre de 2017

Dos emprendedores dejan la oficina para ayudar a jóvenes que buscan empleo

Pablo Listingart y Soledad Acuña son dos emprendedores que dejaron la oficina para ayudar a jóvenes que buscan empleo y para ello fundaron Comunidad IT, una organización sin fines de lucro que brinda cursos gratuitos de programación para personas que tienen una necesidad concreta de insertarse en el mundo laboral.


capacitacioncontinua_principalLuego de plantearse la necesidad de crear una organización que ayude a personas en situación de vulnerabilidad, Pablo Listingart y Soledad Acuña dejaron de lado sus trabajos y fundaron en el 2011 Comunidad IT. Antes de comenzar con este proyecto, Pablo había trabajado en Goblant, Microsoft e IBM, y había tenido su primera experiencia generando comunidades y ayudando jóvenes desde la gerencia de relaciones académicas de Microsoft. A su vez, Soledad se desempeñaba en el equipo de un programa de desarrollo educativo y sociocomunitario dentro de la jefatura de gabinete de la municipalidad de La Matanza, orientado a la terminalidad educativa de jóvenes en escuelas públicas del distrito. Además, trabajó en consultorías para el Ministerio de Trabajo en diferentes proyectos.

“Siempre tuve la inquietud de ayudar a otros porque fue lo que aprendí tanto en la escuela como en la universidad pública. Uno no es una isla y debe ayudar a los que vienen detrás para que tengan las mismas oportunidades”, subrayó Pablo Listingart, director ejecutivo de Comunidad IT. Y agregó: “Nos costó caer en la magnitud de lo que estábamos creando, y eso nos ayudó a no tener demasiados miedos a la hora de emprender.”

“Con Comunidad IT, encontramos la posibilidad de unir dos mundos. La del mercado IT, en constante crecimiento, y la realidad de los jóvenes en nuestro país, que nunca nos fue ajena”, subrayó Soledad Acuña, directora operativa de Comunidad IT. A su vez, también agregó: “Cuando te sumergís en un proyecto de esta magnitud, se mezcla mucho la vida personal y la profesional, pero siento que en este proyecto es un ingrediente que me aporta muchísimo en lo personal.”

La organización cuenta actualmente con equipos de trabajo en tres países y, en los últimos dos años, ya han pasado más de 1300 alumnos por sus aulas. Sin embargo, no se limitan únicamente a la formación de los jóvenes como futuros programadores. Sino que también hace foco en el desarrollo del profesional en otras habilidades, como la comunicación efectiva, la responsabilidad, el compromiso con la tarea, la importancia del trabajo en equipo y el manejo de la tolerancia a la frustración.

Con el trabajo de Comunidad IT, varios jóvenes pudieron torcer su presente y encontrar una salida laboral en un contexto nacional que presenta serias dificultades. Según mediciones del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo realizadas en 2016, el 19,1% de los argentinos menores de 24 años están desempleados.

Mauricio Campagner es un joven de 28 años de La Plata. Además de tocar el bajo, es un apasionado por la tecnología. En 2010 inició la Licenciatura en Sistemas en la UNLP, que no logró continuar durante el siguiente año. Tuvo un emprendimiento propio desde 2005 al 2012 como técnico de PC y en 2014 inició otro de mecánica automotriz. Pero algo aún lo dejaba insatisfecho y, en 2016, conoció a Comunidad IT, se formó en uno de los cursos gratuitos y a los pocos meses pudo iniciar su carrera laboral en Accenture.

Gonzalo Herrera es otro ejemplo. Es rosarino y tiene 24 años. Si bien había terminado los estudios secundarios, nunca había tenido un trabajo formal. Pero su decisión por superarse fue más fuerte y, en marzo de 2016, empezó sus estudios en ComIT. A los pocos meses, ya había conseguido un puesto en Movizen, una compañía de software santafesina.

Tags: capacitación, ComunidadIT, mundo laboral, Pablo Listingart, programadores, Soledad Acuña

Más notas de interés

Registrarse en el Newsletter de Portinos