- 2 de febrero de 2018

Claves para ser un profesional competitivo

Un nuevo libro de Débora Slotnisky se ocupa de un tema de tanta actualidad para cada profesional acerca de como es reinventarse permanentemente. El título es bien ilustrativo: Claves para ser un profesional competitivo. Consejos para estar laboralmente vigente en la era digital. Y ciertamente que son claves valiosas que surgen de su agudeza periodística, que la mantiene estudiando a empresas y personas, tanto de la Argentina como en sus frecuentes viajes por el mundo dada su labor periodística y también conferencista.


Débora J Slotnisky¿Por qué es crucial ser competitivo en la era digital? Débora J Slotnisky (foto) lo explica tan sencillamente en Claves para ser un profesional competitivo, como “antes concretaba transacciones a través de eCommerce que ahora. Además, enviaba más correos electrónicos ya que, actualmente, se comunica con mayor intensidad con amigos y familiares a través de mensajeros instantáneos, como WhatsApp, Line o WeChat, comparado con el pasado. Es probable que vaya cada vez menos a una sucursal bancaria porque utiliza la solución de home-banking y, si ya utilizaba esta herramienta, probablemente hoy la gestione desde su dispositivo móvil, algo conocido como mobile-banking (m-banking). Estas simples enumeraciones dan cuenta de que las costumbres de las personas se están digitalizando, lo que no solo implica el uso de menos papel y más pantallas, sino que se trata de una cuestión mucho más profunda, porque la transformación digital es un proceso social por el cual las personas utilizan soluciones digitales para realizar distintas tareas, lo que tiene profundas implicancias en muchísimos aspectos, incluido el modo de pensar y de proceder en distintos ámbitos”.

O sea, se suprimen o cambian procedimientos, también los conocimientos requeridos profesionalmente y cambian las organizaciones y ello ocurre de modo acelerado en empresas que “son llevadas adelante por los individuos y para ellos”. Sube la esperanza de vida, crece la productividad y también las posibilidades que se abren para cada persona. Y quien esté atento esos cambios surgen herramientas facilitadoras para la transformación requerida, la movilidad por ejemplo. Débora J Slotnisky busca ayudar a sus lectores a tomar decisiones estratégicas de cara a su futuro laboral. Y hay una larga lista de oportunidades profesionales que la autora señala en la pagina 25 del libro. Desde psicólogos a sociólogos, pasando por desarrolladores web o analistas de datos, la larga lista que demanda el futuro tiene un gran componente de estos y economistas, diseñadores, antropólogos y también de enfermeros y personas para cuidados de niños, ancianos y enfermos.

Claves para ser un profesional competitivoEn este cambio acelerado desaparecen profesiones tradicionales y las nuevas tecnologías son el motor de esa trasnformación y producto de ello surge un nuevo profesional que entra en juego: los robots. ¿Acaso las nuevas tecnologías son implícitamente malas? Claro que no, pero si ello puede causar temor, la autora nos tranquiliza que investigaciones realizadas por la consultora Deloitte, en Inglaterra, señala que en los últimos años se han creado más empleos en comparación con los que las nuevas tecnologías han destruido. “Para enumerar casos concretos, el informe indica que el número de empleados de enfermería aumentó un 909% desde 1992 al 2015, y aquellos relacionados a la educación se incrementaron un 580%. Otras profesiones que se han beneficiado significativamente por el nuevo contexto general mundial son: trabajadores sociales, artistas, analisas de negocios, gerente financieros, especialistas en tecnologías de la información y afines. Por el contrario, entre aquellos puestos que requieren cada vez de menos trabajadores se encuentran mineros, granjeros, tejedores, operadores de máquinas de metal, y personas de sector del cuero y el tejido”. La pregunta que sigue es ¿desaparecerá mi puesto de trabajo?

En el marco de esos cambios que impone nuestra era digital Débora J Slotnisky señala nuevos fenómenos como lo que señala como “economía de los pequeños eng¡cargos” o gig-economy, por la cual las personas son contratadas puntualmente para realizar trabajos esporádicos. En esta historia de nuevos nombres para antiguas denominaciones del trabajo informal, para algunos profesionales tiene sus ventajas trabajar sobre estos nuevos paradigmas, como el que su salario “podría ser supeior al de un empleado. Además, uno se siente libre porque puede manejar sus tiempos e incluso seleccionar solo aquellos proyectos en los cuales le interesa participar y desechar otros”. Y para esos profesionales independientes existen cada vez más plataformas digitales que “el autoempleado debe aprovechar al máximo el uso de distintas herramientas” para “ser proactivo, destacarse de sus colegas y poder obtener los mejores empleos”. Y hace una enumeración de ellas como 99Design, Fiverr, Flexjobs, Guru, Freelancer, Geniuzz, Infojobs Freelance, Kagle, Remote, Toptal, Twago, Upwork y Workana.

Tags: Claves para ser un profesional competitivo, Débora J Slotnisky, era digital

Más notas de interés

Registrarse en el Newsletter de Portinos