- 22 de mayo de 2017

Celebra 30 años el Banco Nacional de Datos Genéticos

El Banco Nacional de Datos Genéticos invita al festejo de sus 30 años. Con un evento abierto a la comunidad, este 3 de junio de 2017 en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti se celebrarán tres décadas de creación del organismo. Participarán Abuelas de Plaza de Mayo y científicos que contribuyeron a la creación del Banco.

En junio de 2017 el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) cumple 30 años de trabajo incansable en la búsqueda de los nietos. Creado en 1987 por medio de la ley 23.511, esta institución pionera en el campo de la genética forense nació gracias a la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Con ese motivo, este sábado 3 de junio a partir de las 12 horas se realizará una jornada de festejos abierta a la comunidad en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, ubicado en Av. del Libertador 8151, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Allí se darán cita las Abuelas, los nietos cuya identidad fue restituida por el Banco y reconocidos científicos que formaron parte de la creación del BNDG. Además, se presentará el libro “Una pregunta. 30 años”, la primera memoria escrita de la institución. Para el cierre se prevé un show musical con invitados sorpresa.

En la actualidad, el Banco alberga un archivo sistemático de material genético y muestras biológicas de familiares de personas que fueron secuestradas y desaparecidas durante la dictadura militar argentina. Posee 295 grupos familiares en comparación y ha colaborado en 75 restituciones de las 122 que resolvió Abuelas de Plaza de Mayo a la fecha.

Con tres décadas de labor en la búsqueda de los nietos, los profesionales que actualmente integran el Banco Nacional de Datos Genéticos trabajan día a día conscientes del aporte que la ciencia realiza en la reconstrucción y la reparación de la identidad de todos los argentinos.

El Banco Nacional de Datos Genéticos se creó en 1987 por Ley 23511, gracias a la lucha y perseverancia de las personas que integran la organización Abuelas de Plaza de Mayo en la búsqueda de sus nietos y para poder realizar pruebas genéticas de filiación entre nietos y abuelos, porque sus padres habían sido secuestrados y desaparecidos por el Terrorismo de Estado.

Estas mujeres recorrieron el mundo, reuniéndose con importantes científicos en distintas instituciones, algunos de ellos exiliados argentinos, para buscar la forma de resolver que la sangre de las abuelas y abuelos pudiese servir para identificar a esos nietos.

Finalmente, el Dr. Victor Penchaszadeh, genetista argentino exiliado en Estados Unidos, las contactó en 1982 con la genetista estadounidense Mary-Claire King quien, junto a un equipo de investigadores, logró llegar a lo que se conocería más tarde como “Índice de abuelidad”, un procedimiento científico que permite determinar la filiación de un niño en ausencia de sus padres mediante el análisis de material genético de sus abuelos y abuelas. La ciencia había escuchado el reclamo de la sociedad y estaba dando una respuesta.

Surgiría en los años siguientes la necesidad de crear un banco como espacio de obtención, almacenamiento y análisis de las muestras genéticas necesarias para el esclarecimiento de delitos de lesa humanidad en Argentina. El Banco garantiza así la conservación de los perfiles genéticos de cada uno de los miembros de las familias que sufrieron el secuestro y desaparición de algún integrante y que depositaron sus muestras en el mismo.

Más información del evento en www.bndg.gob.ar/30aniversario
En Facebook http://bit.ly/2phD3he

Tags: Abuelas de Plaza de Mayo, Banco Nacional de Datos Genéticos, Mary-Claire King, nietos, Victor Penchaszadeh

Más notas de interés

Registrarse en el Newsletter de Portinos