- 18 de agosto de 2017

Desglosamos un abecedario de científicos

En enero publicamos una guía para saber quién es quién en el abecedario de científicas creado por la divulgadora Nicole Torres Tamayo. Volvimos a realizar ese trabajo, pero esta vez con la versión mixta de Pizarra con garabatos, un blog del profesor español Pedro Cifuentes Bellés. Hoy presentamos esta recopilación de aspectos conocidos y divertidos sobre la vida de 27 mentes inquietas. 


De la A la E:Screen Shot 2017-08-09 at 4.58.17 PM

Albert Einstein: Este físico alemán, creador de la teoría de la relatividad, es sin dudas uno de los científicos más famosos de todos los tiempos. Dicen que una brújula que le regalo su padre despertó su interés por la ciencia a los 5 años. Al parecer, Albert quedó fascinado porque la aguja siempre apuntaba al mismo lugar; lo que le hizo entender que había fuerzas invisibles que impulsaban a las cosas.

Benjamin Franklin: Se desempeñó como político, científico e inventor en Estados Unidos durante el siglo XVIII. Entre sus invenciones se encuentran el pararrayos, la armónica de cristal y la estufa salamandra. Gustoso del alcohol, en 1737 publicó un diccionario con palabras y expresiones que son sinónimos de estar borracho. Podés leerlo acá.

Carl Sagan: Sagan fue un astrónomo y divulgador científico. Nació un Nueva York en noviembre de 1934 y murió de neumonía en Seattle a los 62 años. Fue el presentador y creador de la serie de documentales “Cosmos: Un viaje personal”, que fue vista por más de 400 millones de personas en 60 países. Aquí encontrarás los 13 capítulos del proyecto.

Dmitri Mendeléyev: Este químico ruso es conocido por ser el gestor de la tabla periódica de elementos, ya que ordenó todos los elementos conocidos en 1869 (en ese entonces eran 63 ahora son 118) en familias que aparecen en la misma línea vertical del diagrama. Fue el menor de 17 hermanos; su papá era el director de un colegio y su abuelo se desempeñaba como el dueño de una fábrica de cristal. En una racha de mala suerte, su padre se quedó ciego, la fábrica se quemó y, por si fuera poco, lo obligaron a casarse con Feozva Nikítichna Leschiova, condenando a la pareja a un matrimonio infeliz.

Edwin Hubble: Considerado el padre de la cosmología observacional, este astrónomo estadounidense ganó reconocimiento por descubrir que el universo se expande y estimar su tamaño y edad.  Su impacto fue tal, que uno de los telescopios más famosos de la historia lleva su apellido. A pesar de su influencia, se comenta que de adolescente se destacó más por su destreza atlética que por su intelecto.

De la F a la J:Screen Shot 2017-08-09 at 4.59.03 PM

Florence Nightingale: A pesar de que es reconocida como parte de la historia británica, esta pionera de la enfermería moderna nació en Florencia (Italia), donde sus padres ingleses se asentaron durante los primeros años de su matriomonío. De clase alta, William Edward Nightingale y Frances Smith decidieron nombrar a su segunda hija igual que su ciudad natal. La niña creció en una campiña de Inglaterra y desarrolló una profunda fe en la religión anglicana. Fueron sus creencias las que alimentaron su pasión por la enfermería como un medio para ayudar a los demás. Este llamado por la medicina la llevó a trabajar en hospitales de toda Europa y Egipto y obtener grandes reconocimientos mundiales por sus esfuerzos como Superintendente del Sistema de Enfermeras en la guerra de Crimea. Además de los laureles, consiguió un reconocimiento público de la profesión y ayuda económica para fundar el Nightingale Training School, un instituto de entrenamiento en enfermería en el Hospital Saint Thomas de Londres.

Galileo Galilei: Galileo Galilei fue un astrónomo, filósofo, matemático y físico italiano. Reconocido por popularizar el telescopio en 1910 y otros logros astronómicos que lo enfrentaron con la iglesia y diversas corrientes. En sus últimos años de vida, perdió la vista, pero esto no fue un impedimento para continuar con su trabajo ya que contrató un aprendiz para que lo ayudara a redactar y realizar sus experimentos. Su impacto mundial fue tal, que hoy el planetario porteño lleva su nombre.

Hedy Lamarr: Inteligencia y belleza: ¿No son estos dos adjetivos a los que muchos aspiran pero pocos llegan? Hedy Lamarr fue la personificación de ambos. La belleza austríaca, fue la primer mujer en protagonizar un desnudo y un orgasmo en la pantalla grande. Lo hizo en la película Éxtasis de 1933. Lejos de querer ser definida por este suceso, la actriz desarrolló sus estudios de ingeniería y fue co-inventora de la primera versión del espectro ensanchado que se utiliza hoy en día en las comunicaciones inalámbricas de los teléfonos móviles, los sistemas GPS y la tecnología wifi. ¡Que combo! Aprendé más sobre su vida de película en este enlace.

Isaac Newton: Si, si: él fue el científico que hizo un gran descubrimiento sentado en un árbol y viendo caer una manzana. Más allá de esa conocida anécdota, Newton fue un físico y matemático inglés de los siglos XVII y XVIII reconocido por tres logros: Establecer las bases de la mecánica clásica a través de sus tres leyes del movimiento y su consecuente ley de la gravitación universal; desarrollar el cálculo integral; y diferencial y descubrir que la luz blanca está compuesta por el conjunto de todos los colores. Una de sus grandes pasiones era el estudio de la biblia, un dato que sorprende a más de uno por la esencia científica de su carácter.

Jane Goodall: Su misión es clara: difundir conocimientos sobre los chimpancés y otras especies, para generar empatía y afianzar la protección de ecosistemas. Por cumplir con su objetivo, la doctora en Etología por la Universidad de Cambridge y Doctora honoris causa por más de 45 universidades del mundo, cuenta con más de 25 libros en su haber, innumerables artículos científicos y más de 20 producciones para cine o televisión. Lo que quizá no muchos saben de esta inglesa de 83 años, es que comenzó su carrera en la industria audiovisual eligiendo música para los documentales.

De la K a la O: Screen Shot 2017-08-09 at 5.00.35 PM

Konrad Lorenz: Le conocen como el “padre de la etología y los patitos”. Sucede que este zoólogo austríaco, que estuvo interesado por los animales desde pequeño, descubrió una etapa crítica en la que los pequeños patos aprenden a reconocer y a seguir a los padres, incluso si éstos son adoptivos, siempre y cuando estén presentes ciertos estímulos auditivos o visuales. Sus estudios generaron la comprensión de muchos patrones de conducta animal. También dieron nacimiento a la Etología, ciencia dedicada al estudio científico del comportamiento humano y animal. En argentina, hay una escuela que lleva su nombre.

Leonardo Da Vinci: Da Vinci, Da Vinci, Da Vinci. El icono del renacimiento, el autor de La Gioconda y La última cena. El pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista. Una menta inquieta, multitalentosa y definitoria. Una persona enigmática que nació en Italia y murió 67 años después  en Francia. Próximamente Leonardo DiCaprio lo interpretará en la pantalla grande.

Marie Curie: Marie Curie fue la primer y única mujer en recibir dos Premios Nobel en dos especialidades científicas distintas: física en 1903 y química en 1910. Superdotada para la radioactividad, investigó sus usos con fines medicinales y descubrió dos nuevos elementos químicos radioactivos (el polonio y el radio). En 1904 se convirtió en la primer profesora de la Universidad en París. Murió a los 66 años, en gran parte por el alto nivel de radiación al que estuvo expuesta durante toda su vida. Mirá este documental para conocerla más.

Nikola Tesla: “El gran inventor del siglo XXI”, “el padre del futuro”, “el hombre más inteligente del mundo”. Estos son algunas etiquetas con las que se asocia a Nikola Tesla. Pero, ¿quién fue realmente?  Un físico serbio que patentó más de 700 inventos como la radio, el rayo de la muerte y la Bobina de Tesla (entre muchos, muchos otros). Su gran sueño era que la energía sea gratuita para todo el mundo, razón por la que empezó a trabajar con Thomas Edison, quien luego se convirtió en su gran enemigo. Como muchos científicos de esta lista, murió olvidado y obtuvo más reconocimientos post mortem que en vida. Lee más sobra su extensa trayectoria acá.

Oswald Avery: En 1944,  este médico e investigador canadiense publicó uno de los descubrimientos más importantes de la biología del Siglo 20: que la herencia genética reside en el ADN. Lo hizo, en parte, al extraer el componente de una bacteria de superficie lisa e introducirlo en otra bacteria de superficie rugosa: la bacteria resultante tras el proceso de transformación era lisa, acorde con el componente original. De contextura pequeña, solía aparecer en la primera fila de las fotos del hospital del Instituto Rockefeller (ubicado en Nueva York) para poder figurar en el cuadro.

De la P a la U: 

Screen Shot 2017-08-09 at 5.00.43 PM

Pitágoras: Antes de convertirse en un desafío para muchos estudiantes secundarios, Pitágoras fue considerado el primer matemático puro. Contribuyó de gran manera en el avance de la matemática helénica, la geometría y la aritmética. Claro que en el camino generó su famoso teorema que es analizado hasta hoy en los colegios de todo el mundo. Los datos verificables sobre su vida son escasos porque no existen textos de su autoría ni biografías firmadas por autores contemporáneos.

Rachel Carson: Sin ella no existiría Greenpeace. Y no, no decimos esto porque haya sido su fundadora o mayor inversora. De hecho, la bióloga murió en 1964 y la organización nació en 1971. Sucede que Carson fue la autora de Primavera Silenciosa, un libro que según explica el sitio Cultura Científica “contribuyó a un nuevo conocimiento del lugar que ocupa la especie humana en el mundo y a promover políticas y conductas para preservar el ambiente”. Su obra fue una de las semillas para crear la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), controlar el uso del DDT y celebrar el Día de la Tierra. De perfil bajo, se crió en una granja de Pennsylvania (Estados Unidos) y público su primer cuento a los 11 años de edad.

Santiago Ramón y Cajal: Este año el New York Times (NYT) lo apodó “el hombre que dibujó los secretos del cerebro”. En ese perfil, explican que Santiago Cajal fue un artista, fotógrafo, doctor, fisicoculturista, científico, jugador de ajedrez y editor. También fue el padre de la neurociencia moderna. Impulsado por saber cómo viajaba un impulso neuronal a través del cerebro, logró demostrar que la neurona es el constituyente fundamental del tejido nervioso. Según explica el NYT en enero de 2017, el Museo de Arte Weisman en Minneapolis abrió una exposición itinerante que es la primera dedicada exclusivamente a su trabajo. Hará paradas en Vancouver; Nueva York; Cambridge (Massachusetts) y Chapel Hill (Carolina del Norte) hasta abril de 2019.

Tycho Brahe: Que usaba una nariz de plata, que vivía con un alce borracho, que murió por una enfermedad súbita de la vejiga en 1601, que no le permitió orinar salvo en pequeñas excepciones y cantidades muy pequeñas por once días. Mucho se dice y no tanto se sabe sobre Tycho Brache, fundador del primer instituto de observación astronómica y uno de los grandes observadores del cielo antes de la invención del telescopio. Para conocer más sobre su excéntrica vida, lee esta nota de Gizmodo.

Ukichiro Nakaya: El doctor Nakaya es conocido por haber creado los primeros copos de nieve artificiales, así como también por sus ensayos de ciencia japonesa y sus trabajos sobre glaciología, la especialidad de la geografía que estudia los glaciares. Tras morir en 1962 por Osteomielitis, fue reconocido por el gobierno japonés con una de las ordenes más prestigiosas de ese país. Antes, en 1960, el gobierno inglés nombró a un grupo de islas antárticas como “las islas Nakaya” para honrar sus aportes a la ciencia.

De la V a la z:Screen Shot 2017-08-09 at 4.54.39 PM

Virginia Apgar: La médica pediatra se especializó en anestesiología y teratología, la disciplina científica que, dentro de la zoología, estudia a las criaturas anormales, es decir, aquellos individuos que no responden al “patrón común”. Además de ser la primera profesora de tiempo completo en la Universidad de Columbia para físicos y cirujanos (Columbia University College of Physicians and Surgeons), esta estadounidense creó la Prueba Apgar, un test que se aplica en los bebés 1 minuto y 5 minutos después del nacimiento para medir su frecuencia cardiaca, esfuerzo respiratorio, presencia de reflejos, tono muscular y color.

William Ramsay: El profesor británico, ganó el Premio Nobel de química en 1904 por sus trabajos que le permitieron identificar los gases nobles, es decir los gases que entre otras características presentan una reactividad química muy baja. Era el hijo de Sir Andrew Crombie Ramsay, geólogo y autor de varios libros publicados en 1860.

Zora Neale Hurston: Considerada una de las figuras más importantes del renacimiento de Harlem (barrio de Nueva York, Estados Unidos), se dedicó a estudiar desde lo antropológico y el folklore, su lugar de nacimiento: Eatonville. Así analizó sus canciones, historias, tradiciones y proverbios; realizando más adelante lo mismo en los estados de Florida, Mississippi, y Louisiana. Estos conocimientos le permitieron escribir “Sus ojos miraban a Dios”, una novela que sigue siendo uno de los libros más leídos de la literatura afroamericana. A pesar del reconocimiento que logró, no fue apreciada en vida por lo que murió en la pobreza.

 

Para ver el abecedario sin cortes, entrá aquí

Tags: abecedario de científicas, abecedario de científicos, Albert Einstein, Astronomía, Benjamin Franklin, biografias, Carl Sagan, Ciencia, científicos, curiosidades, Dmitri Mendeléyev, Edwin Hubble, física, Florence Nightingale, Galileo Galilei, Hedy Lamarr, Isaac Newton, Jane Goodall, Konrad Lorenz, Leonardo Da Vinci, Marie Curie, medicina, Nikola Tesla, Oswald Avery, Pedro Cifuentes Bellés, Pitágoras, Pizarra con garabatos, Rachel Carson, Santiago Ramón y Cajal, Tycho Brahe, Ukichiro Nakaya, Virginia Apgar, William Ramsay, Zora Neale Hurston

Registrarse en el Newsletter de Portinos