- 27 de abril de 2012

El Distrito Tecnológico tiene ya su primer edificio inteligente

Con una inversión de más de 4 millones de pesos, emerge en el corazón del Distrito Tecnológico de la capital argentina el edificio denominado SmartOffice @1. El inmueble que será inaugurado a mediados del mes de junio de 2012, reúne cuanto se considera de avanzado y ecológico para ser llamado un edificio inteligente. El @1 es un edificio con resguardo ambiental, con amplios espacios, vidrios, paneles solares, toma corrientes para cuando lleguen los vehículos eléctricos.

 

 

En diálogo con Christian Gude, socio de la empresa desarrolladora –SmartOffice- nos subraya que el edificio de oficinas ha sido especialmente pensado para el funcionamiento de empresas de tecnología.

 

Está ubicado en la calle Cátulo Castillo 2630 y es el resultado de la visión de un equipo de jóvenes empresarios con experiencia en emprendimientos inmobiliarios unidos a especialistas en tecnología.

 

 

Inmobiliarios y tecnólogos –señala Cristian Gude- aportaron ideas para crear una infraestructura de servicios con auditorio, terraza recreacional, sala técnica, generación de energía fotovoltaica, iluminación led y sistemas automatizados para la racionalización del consumo eléctrico.

 

Comenta Christian Gude (foto) que cuando el grupo empresario decidió comenzar a invertir en el Distrito Tecnológico, se planteó el desafío de construir espacios comunes que den soporte al funcionamiento de las empresas. “Definimos un layout pensando en los requerimientos de las TIC’s, con sala de servidores interconectada con cada oficina, auditorio para actividades de capacitación, espacios de recreación para la gente que trabajará en el edificio y estacionamiento para bicicletas – comenta Christian Gude, socio del grupo inversor –. Queríamos un espacio que siguiera premisas de sustentabilidad, y por eso instalamos paneles solares en la terraza para abastecer de energía propia a todas las áreas comunes”.

 

Smartoffice@1 se encuentra totalmente vendido y será inaugurado para mediados de junio en un acto que aguarda contar con pompa y circunstancia oficial dentro del más innovador distrito metropolitano. “La buena recepción que hemos tenido con este concepto y la evolución que vemos en Parque Patricios, nos motivó a lanzar Smartoffice@2 que será nuestro próximo emprendimiento en esta zona”, dice Gude.

 

Dice que la inversión que demandó el @1 es cercana al millón de dólares y Gude afirma tener total seguridad de que rápidamente ello se capitalizará porque la zona es un buen lugar para inversiones inmobiliarias, campo en el que son expertos.

 

“Porque quienes se radiquen en este distrito –dice- cuentan con mejor espacio para hacer buenos negocios, sin sacrificar nada. Y es de señalar que continúa creciendo el negocio de las compañías tecnológicas.

 

 

“Afortunadamente hubo una decisión política y el gobierno porteño –destaca Gude- viene apoyando con leyes que han instrumentado esas decisiones políticas. El marco legal inicial para el distrito preveía beneficios y luego se incrementó en un 25% la capacidad constructiva que puede tener un terreno. Fue algo que hizo muy atractivo a Parque Patricios, que por entonces era una zona relegada.

 

“Basta ver el avance de los últimos 6 meses y ello se refirma por la cantidad de visitas y consultas de empresas que hemos recibido; incluso en meses tranquilos como este último verano”.

 

Gude afirma que “la zona tiene un excelente acceso de transportes, porque se han realizado inversiones públicas como la extensión de la Linea H de Subtes y que pasa a una cuadra de donde está el edificio de Smart Office. “También dará especial actividad a la zona el traspaso de la sede central del Banco de la Ciudad, cuya construccias que se dan los toques finales, se puede afirmar orque se han realizado ón se espera termine a fin de año“.

 

 

Y está previsto, además, un servicio de metrobus que unirá Constitución con Puente de la Noria, que circularía por la avenida Chiclana, ampliando aún más los accesos. Medios de transporte, empresas de nuevo tipo, centros de capacitación y hasta sedes universitarias están en proceso de integración al distrito.

 

Subraya que en seguridad hubo un cambio notable. Por un lado por la llegada de la policía Metropolitana a la Comuna 4. Actualmente se está construyendo una comisaria muy cerca y se adelantó que tendrá gran despliegue de medios. Por su lado, también la llegada de la Prefectura han producido un cambio que brinda gran seguridad.

 

En este cercano tiempo fue cambiando la fisonomía del barrio. De viejos talleres y casas abandonadas, vemos que el distrito tecnológico tiene hoy unas 20 obras en curso, lo cual ha creado gran fuente de trabajo.

 

 

A su vez, los servicios será algo que cambiará con el tiempo. Los comercios serán transformados por la demanda porque de aquí a fin de año habrá más de 10000 personas trabajando en el barrio. Esa fue la perspectiva que SmartOffice vio para trazar sus proyectos: @1 en vísperas de inaugurarse y en planos @2 y @3.

 

Gude comentó que el grupo inversor, se constituyó en 2010 por expertos del negocio inmobiliario y del tecnológico, que se unieron para encarar este proyecto. Y acotó que se fondearon con recursos propios. “No hubo preventa, aunque promediando la construcción comenzamos a tener aportes y hubo ventas -ahora el 100% vendido-.”

 

“Construimos –comenta Gude- un edificio que, desde el punto de vista del proyecto, tiene como distintivo no haber hecho oficinas estándar sino pensando en el tipo de empresas que se radicarían allí. Gente de software, hardware, telcos que buscan espacios relajados, con buena calidad de vida y dotados de un after hour agradable. @1iene terrazas con parrillas, sala técnica y de capacitación donde todo se pueda montar en un rack, que se pueden compartir y no pagar un precio de propiedad.”

 

Sigue diciendo que “el target de empresas al que se apuntó fue el de organizaciones de 30 a 50 empleados. En general pymes nacionales que facturan entre 8 y 15 millones de pesos, que fueron las que efectivamente compraron-. Señaló que este tipo de pymes se sienten atraídas porque crece la zona y porque pagarán su radicación con los beneficios fiscales que le aporta la ciudad.”

 

 

En este primer edificio de 1200 m2 –con 800 m2 para oficinas y 400m2 para espacios comunes, se realizaron seis oficinas de 120 a 130 m2. en las que hoy se están instalando 4 empresas. Una empresa de software cuya identidad mantienen en reserva, otra de consultoría, otra de seguridad informática y una tercera dedicada a servicios de telefonía.

 

“Buscamos generar dentro del edificio –dice Gude- un ecosistema que sea complementario y que propicie una red de negocios; evitando la competencia por recursos humanos que puedan ser deseados por otro”.

 

Y concluye Christian Gude que, tomando como modelo a otros distritos tecnológicos, que reúnen a 300 o 400 empresas, como Barcelona, la ciudad de Buenos Aires tiene un potencial muy grande en materia tecnologías y recursos humanos. Ello mas allá de la ventaja del tipo de cambio, que hoy ya no es tal, es virtuoso que las TICs hayan generado un negocio de exportación con full ocupación y necesidad constante de RRHH, capacitación, como para crear y mantener un polo o distrito tecnológico.

 

Tags: CABA, Christian Gude, Ciudad de Buenos Aires, Distrito Tecnológico Parque Patricios, DT, edificios inteligentes, smartoffice

Más notas de interés

Registrarse en el Newsletter de Portinos